Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

viernes, 12 de agosto de 2016

Las entidades se organizan contra la caza en el Delta

Cuando hace apenas unas semanas El Prat al día publicó unas imágenes de caza de aves en Cal Dominguet, que han dado la vuelta al mundo, muchos ciudadanos se extrañaron pues estaban convencidos de que se trataba de un paraje natural en el que estaba prohibida la caza.

Pero esto no es así, hace ya cuatro años que el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya, abrió la puerta a las matanzas indiscriminadas y en periodos de vedas y semivedas, mediante las autorizacionnes excepcionales de caza, que bajo el paraguas de la protección de los cultivos, ha permitido absolutas tropelías con la fauna de una zona natural.

Doscientos dieciséis cazadores han sido autorizado en la última resolución de fecha 13 de junio, que modificaba y ampliaba a la dictada el 29 de abril, a cazar a troche y moche en terrenos protegidos, sin ningún tipo de control más que, la tenencia de un documento denominado A-50 y que bajo el membrete de la Generalitat de Catalunya, es expedido por la Unió de Pagesos y da derecho a disparar contra cuantos animales se crucen ante sus escopetas,y consten en la resolución,  sin limitación de número ni edad. Este sistema ha sido denunciado por las entidades ecologistas y por los propios cazadores como depredador de las especies, pues al acabar con los progenitores en periodos de cría, comporta también la muerte de los polluelos y su práctica desaparición.

Los cazadores denuncian corrupción.  

Por si la aplicación de un sistema de caza que sólo acentúa el control cinegético mediante la caza, no fuese suficiente;  han sido los propios cazadores quienes han denunciado un sistema corrupto que propicia el enriquecimiento ilícito mediante el cobro de comisiones por participar en las cacerías y la venta de cartuchos durante las mismas.

La "omerta", reina en el mundo de la caza, un sistema de silencio, que bajo la amenaza de excluir a quienes hablen , comporta que algunos cazadores critiquen en privado y de forma anónima, sin osar a hacerlo en público,  el sistema instaurado que, como hemos dicho no sólo supone matanzas indiscriminadas y sin control si no el presunto pago de comisiones por participar en una actividad que la propia resolución recoge que se hará sin ánimo de lucro, pero que a la vez no instaura ningún sistema para evitarlo.

Dentro de este silencio individual de los cazadores, algunas sociedades se han atrevido a alzar su voz , como la sociedad de Cazadores pratense El Gos o la Santboiana, ambas han emitido sendos informes en el que blanco sobre negro, se protesta contra el sistema instaurado y se denuncia la posible corrupción existente en el mismo.

Pero los cazadores no se han limitado a redactar estos informes a los que el equipo de investigación de El Prat al día ha tenido acceso, si no que lo han hecho llegar al departamento de medio ambiente de la Generalitat, a fin de que este investigue e instaure un procedimiento que permita la caza, en periodos regulados y sin obtención de lucro individual.

Así, el pasado 3 de agosto, el Presidente de la Federación de Cazadores de Barcelona, hizo suyas las quejas de sus colegas del Baix Llobregat y se entrevistó con altos cargos del Departamento de Medio Ambiente de la Generalitat de Catalunya, a quienes entregó los informes antes mencionados, así como sus protestas ante la situación que ha generado el sistema de caza implantado por el Departamento de Agricultura de la Generalitat de Catalunya.


Los ecologistas contra la caza en el Delta.

Desde el minuto cero las entidades ecologistas, se han manifestado contrarias al control de la fauna mediante la caza sin más alternativas, según estas entidades además se pone en peligro la integridad de los centenares de personas que habitualmente circulan por la zona. Depana ya denunció en su momento incidentes de caza que han afectado a humanos.

Ahora, la entidad ecologista, S.O.S. Delta del Llobregat ha iniciado en el portal change.or, una campana de recogida de firmas, en la que se pide a la Consellera de agricultura que paren la matanza de aves en el Delta del Llobregat.


El documento que, una vez finalizada la recogida de firmas, se presentará a la Consellera de Agricultura, no tiene desperdicio, en él se denuncia la presencia de trescientos cazadores disparando sin tregua en medio de la zona más poblada de Catalunya, que es a la vez uno de los espacios más ricos en biodiversidad de todo el país, El Delta del Llobregat. Un espacio que sobrevivió al cemento de Eurovegas gracias a la indignación ciudadana, la misma que esperan los organizadores de la campaña, paralice las matanzas indiscriminadas de aves y eviten convertir este espacio  en un coto privado de caza bajo la excusa de unas supuestas pérdidas agrícolas que creen que no se han demostrado.

Se denuncian cacerías en pleno día, en una zona en la que habitan casi un millón de personas y a la que acuden diariamente miles de ciclistas, viandantes y se efectúan visitas escolares y en la que ya se han producido lluvia de perdigones sobre personas y coches de policía local y se preguntan si se se ha de esperar a que hayan heridos para reaccionar. Los organizadores afirman que este peligro se hace extensivo a las aeronaves del cercano aeropuerto.


Los ecologistas además, creen que la caza indiscriminada y sin control ha comportado la práctica extinción de especies como el pato cuello verde que ha pasado de 3.123 efectivos hivernando en 2002 a 191 en el 2015.

Entidades de todo tipo se unen a la campaña.

La campaña también cuenta con el apoyo de  no menos de catorce entidades , entre las que se hayan no sólo entidades ecologistas, si no algunas de tanto prestigio como el Centro de Estudios Comarcales del Baix Llobregat, Fudesplai o Amics del Prat. También se ha sumado a la misma la organización institucional La Porta del Delta y organizaciones alternativas como el Casal Okupat i Autogestionat "La Llavor", de momento como decimos las entidades que dan soporte a esta campaña son: Depana - Lliga per a la Defensa del Patrimoni Natural, S.O.S. Delta Llobregat ,SEO/BirdLife SEO/BirdLife Catalunya, Ecologistas en Acción, La Saboga ICOcells, Centre d'Estudis Comarcals Baix Llobregat, Delta Viu, Aturem el PDU, Centre Mediambiental l'Arrel, Casal Okupat i Autogestionat 'La Llavor', La Porta del Delta, Fundesplai, Amics d'El Prat.

La administración local se moviliza.

Diferentes Ayuntamientos de zonas afectadas por este problema, entre los que se cuenta por citar algunos el del Prat o el de Sant Boi, están manteniendo reuniones para ofrecer una alternativa conjunta al sistema instaurado por la Generalitat de Catalunya, este documento que debería ser presentado en septiembre habrá de buscar el consenso del territorio para afrontar un sistema de control cinegético que se base no sólo en la caza.

Un sistema ineficiente.

El sistema instaurado por el Departamento de agricultura de la Generalitat de Catalunya, se ha demostrado claramente ineficiente,  se trata de controlar el daño que la fauna causa a la agricultura exclusivamente mediante la caza, no ha tenido en cuenta las aportaciones de entidades ecologistas, sociedades de cazadores ni Ayuntamientos de la zona, pone en peligro  a las personas, afecta a la biodiversidad y podría haber propiciado presuntos casos de corrupción.

No obstante la administración autonómica, a pesar de las evidencias continúa sin emitir ninguna resolución que paralice la caza en el Delta hasta que se aclare la situación y se llegue a un consenso en el territorio sobre como proteger la fauna sin que ello comporte una carga para los agricultores.

Ante esta situación creemos que la responsabilidad de lo que que está ocurriendo y pueda ocurrir, recae exclusivamente en los responsables de este departamento autonómico. Desde El Prat al día seguiremos investigando y nos comprometemos a que si obtenemos pruebas suficientes de la existencia de delito, pondremos las mismas en manos de la fiscalía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Sobre lo leido, soy cazador y en cualquier coto que he ido me han pedido el seguro que cubra bastantes daños, mas al presidente del coto un seguro mas caro para cubrir cualquier circustancia inoportuna dentro del territorio que se ejerce.
Mi pregunta es:
Que seguros tienen esta gente de la lista que estan dispuesto a apuntar a cualquier sitio sólo para satisfacer su deseo de MATAR lo primero que le vuela?
Quien se hace cargo puesto que hay un documento A-50 que se menciona en lo escrito si hay una MUERTE por descuido?
Por último,que haya corrupcion como se menciona arriba es lo mas bajo, que puede pasar y que la Administracion no aga nada al respecto.
Funcionarios flojos y Oidos Sordos.

Anónimo dijo...

Muchos cazadores que estan en estas listas tienen el seguro minimo no son cazadores son domingueros de escopeta tampoco federados el año pasado sacaron cazadores de dichas listas porque tenian el permiso de armas caducado pero que mas da mientras sigan pillando pasta manda cojones que la generalitat deje hacer esto solo por la presion de algunos agricultores y union de pageses

Anónimo dijo...

Hola buenas voy siguiendo este tipo de noticias porque soy cazador actualmente no estoy en estas listas porque hace dos años hicimos una reunion cazadores del baix y sociedades de cazadores y recogimos firmas para que este tipo actuaciones no se hicisen y mucho menos que se lucren unos cuantos las firmas se llevaron a la union de payeses a la persona que representa a los agricultores y automaticamente a la siguiente resolucion que salio todos los que fuimos a la reunion y firmamos nos expulsaron de la lista y todo por denunciar que hay un tipejo cobrando por esto,algunos los vovieron a meter gracias al apoyo de algunos agricultores y a otros luchando por volver a estar los metieron pero con restricciones incluso en una reunion de pageses que se citaron para hablar de este problema el portavoz de la union de payeses les dijo publicamente traidores a los agricultores que no querian que les hiciera el control de fauna la persona que se llena la saca a costa de ellos. Tambien me gustsria comentar a todas aquellas orgsnizaciones que denuncian esto que no todos los cazadores somos iguales y que de las 300 escopetas que hay en las listas algunos estan federados y con seguro mas amplio que existe estos cazadores si que ayudan al agricultor cada vez que realmente tienen un problema y sin dinero de por medio por eso no veo bien que se meta a todo el mundo en la banda que se a organizado con este señor que cobra

Plataforma SOS Delta Llobregat dijo...

Gracias por los comentarios y aportaciones muy interesantes, estaba claro que habbía un tema de corrupción, y nos constaba que los cazadores voluntarios se habían quejado hacía tiempo. En la petición indicamos que se critica al negocio que se está llevando a cabo y la falta de rigor científico (los permisos se están dando sin tener que desmotrar pérdidas y no se nos informa, como hemos denunciado al síndic de greuges) y pedimos alternativas a la caza aun sabiendo que quizá no será erradicada por completo, a pesar de la problemática que conlleva es un espacio tan frecuentado (donde, recodamos, paradógicamente fueron los propios pagesos hace 30 años los que pidieron la declaración de zona de seguridad) y tan sensible ecológicamente, con incontables especies protegidas.