Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

lunes, 3 de febrero de 2014

El grupo Cristian Lay se queda con la La Seda de Barcelona

El grupo de empresas de consumo Cristian Lay se ha hecho con dos plantas productivas en el proceso de liquidación del grupo La Seda de Barcelona, entre ellos  la planta de producción de granza de PET de El Prat de Llobregat . El montante de la operación asciende a 15 M€, más 11 M adicionales comprometidos para inversiones, según recogió el pasado viernes la edición catalana del diario Expansión. El Juzgado Mercantil número 1 de Barcelona ha valorado mejor la oferta del grupo Cristian Lay por ser la única que garantizaba la continuidad de la plantilla, 230 empleados en total, y el funcionamiento de ambas plantas. La propuesta de Cristian Lay ha superado a las que presentaron Indorama y Cepsa, de mayor cuantía económica pero limitadas a la planta de IQA y a una parte de la plantilla.El grupo Cristian Lay está integrado por la cabecera del mismo nombre, dedicada la venta de joyería y bisutería; Industrias Cristian Lay, que se encarga de las divisiones de perfumería, higiene y lencería; y Perseida Belleza, especialista en producción para MDD.
La venta de estas dos plantas es el último capítulo de la crisis de La Seda de Barcelona,  aunque no acaban con los rumores en torno a la empresa. Durante las últimas semanas, estos pasaban por un posible pacto entre las dos partes que disputaban su control, Anchorage y BA Vidro. El juzgado ha optado por la liquidación ante la imposibilidad de alcanzar un acuerdo de refinanciación de un préstamo sindicado de 235 M€ para reestructurar su deuda. El administrador concursal ha informado de estas decisiones mediante una comunicación a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). La Seda de Barcelona había solicitado al juzgado, el pasado 3 de enero, la apertura de la fase de liquidación, con el objetivo de facilitar un "proceso ordenado de venta de los negocios garantizando su continuidad". Según el informe de la administración concursal, la compañía pratense de fabricación de fibras, hilos de rayon y polimeros de PET para envases cuenta con un patrimonio negativo de 111,8 M€, una masa activa de 624,2 M€ y créditos concursales por valor de 736,1 M€.

Es va dir...Per Jordi Ramos

ES VA DIR. La situació delicada que patí el Prat, justament a les acaballes del franquisme, va portar a fer públic el famós "El Prat sin tierra" el 1976. S’alertava de les dificultats de mantenir el terreny agrícola davant el creixement urbanístic, on ja participaren ecologistes davant la queixa de les afeccions d'obres públiques i el contingut del Pla Comarcal. El periodista i escriptor català Josep Tarín i Iglésias feia la següent valoració:

"Desde hace años, venimos padeciendo una falla absoluta de planificación, lo que ha provocado corrientemente la total improvisación de muchas de las decisiones que deben tomarse, lo que produce a su vez situaciones como la de El Prat, que en el fondo tienen una cierta explicación [...] las autoridades y vecinos de El Prat nunca se han opuesto, por ejemplo, a las ampliaciones del aeropuerto, ni tan siquiera de la zona portuaria barcelonesa [...]".

Un pratenc a presó per dos presumptes robatoris

Agents de la Policia dels  Mossos d’Esquadra de la comissaria de Sant Cugat han detingut un home, de 45 anys, de nacionalitat romanesa i veí del Prat de Llobregat, per dos presumptes delictes de robatori amb força a interior de domicili.
Els fets van tenir lloc el mateix dia de la detenció, el passat 15 de gener, entre les 17 y les 19 hores, al barri de la Floresta de Sant Cugat quan una patrulla va rebre l’avís per part de la sala de comandament de què s’havia activat una alarma en un domicili d’aquesta barriada.
Quan els agents van arribar a les rodalies del domicili van veure un home que amagava la cara amb una caputxa i que portava una bossa vermella penjada a l’esquena.
L’home, en detectar la presència policial, va iniciar una carrera travessant diverses finques i produint destrosses en algunes d’elles. De seguida, la patrulla li va donar ordres per tal que s’aturés però el lladre va fer cas omís a les indicacions dels agents fins que finalment va poder ser interceptat al carrer Vallvidriera.
A l’interior de la bossa li van trobar tot un seguit d’objectes com rellotges, ulleres de sol, joies, perfums i aparells electrònics.
Fetes les comprovacions posteriors es va confirmar que alguns dels objectes eren dels propietaris de l’habitatge on s’havia activat l’alarma; però va ser gràcies a  la col·laboració ciutadana que es va trobar un altre domicili violentat, als propietaris dels quals pertanyien la resta d’objectes trobats. Els dos habitatges forçats es trobaven molt a prop un de l’altre.
El modus operandi per tal d’accedir als habitatges va ser el mateix: el trencament  de les finestres.
El detingut va passar a disposició judicial el passat 17 de gener davant el jutjat d’instrucció en funcions de guàrdia de Rubí, el qual va decretar el seu ingrés a presó. Es dóna la circumstància que el detingut ja tenia antecedents per delictes de la mateixa tipologia.

De Paulina a Cristina, pasando por otros personajes famosos

 OPINIÓN.
Paseando el otro día con mi nieto Samuel, que acaba de cumplir 9 años, le comentaba alguna de las batallitas de cuando, en un tiempo no tan lejano, su abuelo ejercía de corresponsal de la agencia Efe. El muy puñetero, que es más listo que el hambre, no paraba de tirarme de la lengua para que le explicara situaciones y anécdotas singulares de mi pasada experiencia periodística; como la que un día me tocó vivir en el aeropuerto barcelonés con la troupe que acompañaba a la cantante mexicana Paulina Rubio. Resultó que intenté acercarme a ella para entrevistarla, en medio de un auténtico ejército de paparazzi, y uno de los ‘gorilas’ que acompañaban a la chamaquita me arreó un codazo en pleno hígado que casi me dejó k.o. A los compañeros de la redacción les comuniqué que ‘nunca máis’ me volvieran a liar con esa tropa.
En otra ocasión, también en esa inagotable fábrica de noticias del aeropuerto de El Prat, me tocó entrevistar al motorista Àlex Crivillé, que acababa de ganar su primer gran premio de 500cc. en Holanda. Como conocedor del terreno, dejé que los compañeros gráficos hicieran su trabajo para luego intentar hacerle las preguntas pertinentes. Sin embargo, la sorpresa saltó cuando un tal Josep Lluís Merlos intentó monopolizar al personaje y llevárselo prácticamente en volandas a los estudios de TV3. Fue entonces cuando me tuve que cuadrar y advertirle que, un servidor, tenía exactamente el mismo derecho que él para hacer mi trabajo. Recuerdo que el de Seva se vio obligado a poner paz de por medio y con exquisita corrección contestó después a todas mis preguntas. Nunca he soportado la prepotencia y el engreimiento de ciertos profesionales de los medios.
A mi nieto también le conté el día que me tuve que tragar enterito el juicio al que sometieron en los juzgados de El Prat a José Ramón Julio Martínez Márquez (Ramoncín - ‘El Rey del Pollo Frito’), por haber agredido a un paparazzi en el aeropuerto cuando iba acompañado de la modelo y presentadora de televisión venezolana, Ivonne Reyes. La verdad es que fue una de las informaciones más pesadas que tuve que soportar en mi vida. Con su clásica verborrea, el de Vallecas hizo a la sazón un encendido alegato en defensa de su vida privada. Igual que ahora pretende hacer, salvando las distancias, el presidente francés François Hollande. Le comenté la cosa a mi amigo pratense, Francisco Olanda, que nada tiene que ver con el dirigente galo, y convenimos que los políticos y los artistas, en general, no tienen vida privada; porque son, eso, personajes públicos. ¿Ustedes qué creen?
Y para completar el cuadro de tan famosos personajes, ahí va el último: Se ha confirmado que la infanta Cristina no desfilará -el próximo día 8 de febrero-, en la judicial ‘Rampa de la Vergüenza’, la mediática ‘pasarela’ mallorquina por la que en su día hizo el ‘paseíllo’ su esposo Iñaki Urdangarin. ¿No quedamos en que todos los españoles son iguales ante la ley?, se ha preguntado mi nieto, Samuel.Puede leer también este artículo en El Baix al dia,Manuel Dobaño (Periodista)