Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

lunes, 18 de noviembre de 2013

El Prat llega a un acuerdo con Vacas

En rueda de prensa celebrada hoy en el Sagnier, se ha informado que el club y el ex-entrenador Agustín Vacas, han alcanzado un acuerdo para dar por finalizada su etapa en el AE Prat. Además en el mismo acto se ha informado que el nuevo entrenador potablava será José Delgado,ex entrenador de Terrassa o Badalona, y que su ayudante será Matías Borzot,Matías Borsot, quien fuera director deportivo del Sporting Mahonés. El Presidente de la entidad no ha facilitado las cifras del acuerdo con Vacas.
en próximas ediciones, ampliación de la noticia, fotografías  y archivo de voz -ivoox- de la rueda de prensa.

Parlem de...

Parlem de patrimoni històric. En molts casos, els projectes urbanístics del Prat de les dècades de 1920 i 1930, estarien promoguts per propietaris que tingueren un paper ben present en la vida social pratenca així com també propietaris barcelonins. L'edifici del carrer Major número 10, és un exemple de rivalitats, amb la proposta de construcció i els veïns del voltant. Els propietaris locals, el Joan Soler i Torrens i Manuel Lagarriga i Àlvarez, posseïen una gran finca en aquest sector, per la qual cosa, presentaren el 1928 un projecte d'edificació de diverses finques. La idea era enderrocar algunes cases, però, les al·legacions en contra impossibilitaren la construcció. Finalment, el 1930 es construí l'edifici d'habitatges, on actualment es troba protegit dins del catàleg de patrimoni arquitectònic del Prat. Sobre els dos promotors un era el conegut Dr. Soler i l'altre, Manuel Lagarriga, que seria alcalde del Prat en època franquista l'any 1945.(Lannarie Prat)

Avui entra en funcionament el nou Centre d'Urgències d'Atenció Primària el Prat de Llobregat.

Aquest nou centre de l’ICS, d’alta resolució, disposarà d’equipaments altament tecnificats.
El CUAP el Prat donarà cobertura assistencial a uns 65.000 habitants i funcionarà les 24 hores els 365 dies de l’any.
A partir d'avui  entra en funcionament el nou Centre d’Urgències d’Atenció Primària (CUAP) el Prat de Llobregat, ubicat al CAP 17 de setembre del mateix municipi (C. d'Empúries, 1-3), on ocupa una superfície de 776 m² . El nou centre estarà obert les 24 hores del dia, tots els dies de l’any, i donarà cobertura a una població de 64.352 habitants de les 3 àrees bàsiques de salut (ABS) del Prat de Llobregat: Ramona Via, Sant Cosme i Pujol i Capçada. La posada en funcionament d’aquest CUAP suposa el trasllat de l’atenció continuada que fins al moment es duia a terme al CAP Ramona Via.
El CUAP el Prat està concebut per oferir una atenció mèdica i d’infermeria immediata i resolutiva. Per això disposa d’equipaments tecnificats com ara un servei de radiologia simple digital, analítica seca, reanimació cardíaca, atenció quirúrgica menor per atendre sutures, cures i cremades. També disposa d’espais específics, com ara una sala d’espera per a 48 persones, 4 boxs d’observació, 4 consultes mèdiques equipades, una d’elles equipada amb material pediàtric, un box de reanimació cardiopulmonar i d’atenció a pacients crítics i un box de triatge d’infermeria i per a resolució aguda.
Fora de l’horari d’atenció dels tres CAP del Prat de Llobregat, l'atenció d'urgències als infants serà prestada pels metges del CUAP, que disposen de la preparació i l'experiència necessàries per a l'abordatge de la majoria dels problemes de salut descrits a la cartera de serveis per problemes de salut de l'infant.
El CUAP el Prat compta amb una plantilla pròpia que hi presta serveis, integrada per professionals facultatius d’urgències i personal administratiu de gestió. Aquest nou centre permetrà millorar la capacitat resolutiva i l’accessibilitat, amb uns espais més confortables que permeten garantir l’atenció, oferir una atenció integral i assegurar la continuïtat del procés assistencial.
En cas de dubte o consulta, el ciutadà pot trucar al 061 CatSalut Respon - que funciona les 24 hores al dia els 365 dies/any. El 061 CatSalut Respon ajuda en qualsevol demanda d'informació sobre la salut, les malalties i els serveis sanitaris. En cas d’emergències, el ciutadà pot trucar al 112.

¡Pasen, señores, pasen…!

OPINIÓN.
Enfilo la recta final de la primera quincena de noviembre, mes que ha venido henchido de días casi veraniegos y de impactantes noticias. Sin duda, la más dramática de todas procede de Filipinas, un convulso enclave terráqueo en el que nuevamente la madre naturaleza se ha cebado con sus habitantes. Se habla de millones de damnificados y de miles de víctimas provocadas por el devastador tifón Haiyan. En su mayoría, son muertos pobres, cadáveres que quedan demasiado lejos, ¿quién se puede acordar de ellos? Una vez más, la ayuda humanitaria, cual piadosa limosna, se encargará de paliar las malas conciencias de los países ricos. Así es la naturaleza humana, todo lo que queda fuera de nuestro entorno más inmediato, más bien parece que no es de este mundo. Realmente, vivimos unos tiempos en los que la cantidad y la celeridad de las noticias a escala planetaria nos narcotiza y, en cierta manera, nos hace inmunes a las desgracias ajenas.  
Y si desean recordar otras informaciones que se han publicado estos días, les invito a que sigan leyendo. ¡Pasen, señores, pasen, pues, al circo mediático más divertido…! Es igual que no salga la mujer barbuda, el bombero-torero u otros monstruitos que andan por ahí sueltos, el éxito del espectáculo está asegurado, y si no comprueben el calado de la siguiente información: “El arzobispo de Granada, Javier Martínez enseña a la mujer a ser sumisa”, mientras el cineasta Alex de la Iglesia reivindica un mundo gobernado por mujeres, tal como plantea en su película ‘Las brujas de Zugarramurdi’. No me cabe la menor duda de que el ‘progre’ papa Francisco le hará llegar al prelado granadino la penitencia de una oportuna reprimenda ‘urbi et orbi’. Y cambiando radicalmente de registro, me entero de que en mi tierra gallega andaban soliviantados por la noticia de la azarosa búsqueda de O Canceliñas y de su compinche portugués, dos delincuentes de cuidado que han mantenido en jaque durante días a las policías española y lusitana.
Más cosas: “El príncipe Carlos de Inglaterra, que el 14 de noviembre habrá cumplido 65 años, llega a la edad de jubilación sin ‘trabajar’ de rey. Es el heredero más anciano de la historia de la corona británica”. Y mientras espera su turno para reinar, the Prince of Wales (como diría cierta alcaldesa), mata las horas, junto a su esposa Camila, tomando el té de las 5 en Buckingham Palace, en lugar de un castizo café con leche en Trafalgar Square. “Un hombre demanda a su esposa por tener hijos feos”. No se rían, por favor, la noticia es real como la vida misma. El airado protagonista de esta noticia es un chino, de nombre Jian Feng, que asegura tener los hijos más feos del mundo. El marido alega que ella lo engañó porque le ocultó que se había sometido a varias operaciones de cirugía estética. Y sobre la lamentable sentencia del ‘Prestige’, prefiero no alargarme demasiado, más que nada por la carga de supina indignación que me ha provocado. Lo único que se me ocurre comentar es que la justicia -once años después del desastre medioambiental-, ha salido bien pringada de chapapote. Una vez más, el caciquismo de Estado ha dejado al descubierto una democracia corrompida y ha propiciado que se ningunee a la heroica plataforma ‘Nunca Máis.Manuel Dobaño (Periodista) Puede leer también este artículo en El Baix al Día.