Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

martes, 12 de marzo de 2013

Manifiesto por los derechos de la mujer

El pasado viernes ,en la plaza de la Vila y dentro de la semana de los derechos de la mujer, tuvo lugar una jornada para reivindicar los derechos de género del colectivo femenino.
Hubieron lecturas de entre las que destaca el manifiesto que, leyeron las representantes del consejo de las mujeres o la interpretación de la obra de Sergi Berbel, "Homes", que representó la compañía etc.
Además se ofrecieron diversas actuaciones de alumnos del Instituto Salvador Dalí y Baldiri Guilera y un breve de la obra "Paraula de dones", que posteriormente se representó en el Teatro Moderno.
Un hecho muy comentado entre los asistentes fue la ausencia del alcalde que optó por acudir a la inaguración del nuevo local de la Peña Barcelonista, en vez de acudir al acto reivindicativo, aunque es cierto que ha acudido a otros actos realizados durante este semana en reivindicación por los derechos de la mujer.
Según el Diccionario Ideológico Feminista de Victoria Sau,el 8 de marzo “se considera una jornada de lucha feminista en todo el mundo en conmemoración del día 8 de marzo de 1908 en que las trabajadoras de una fábrica textil de Nueva York llamada Cotton declararon una huelga en protesta por las condiciones insoportables de trabajo. El dueño no aceptó la huelga y las obreras ocuparon la fábrica. El dueño cerró las puertas y prendió fuego muriendo abrasadas las 129 trabajadoras que había dentro (…)”.
Desde ese criminal suceso, el 8 de marzo, se celebran unas jornadas reivindicativas, hasta que la mujer no alcance la plena igualdad de derechos con el sexo opuesto.
Les ofrecemos algunas de las fotografías del acto.


Parlem de...

Parlem de camins. La part de l’actual camí de Cal Minguet és un vial que malgrat les modificacions i propietat privada corresponia a un domini públic per a l’aprofitament de l’Estany de la Ricarda al llarg del segle XIX.
La compra i l’explotació de la partida de la Ricarda va comportar les modificacions de la xarxa viària i la prolongació de vials. El Camí de Cal Minguet del segle XIX naixia d’un vial que sortia de l’antic camí de Cal Gravat i anava en direcció fins al Camí de València. L’ocupació i privatització de l’espai de la Ricarda a inicis del segle XX va fer prolongar el Camí de Cal Minguet, aprofitant alguns trams d’un camí que vorejava l’estany.(Lannarie Prat)

Presentació del Nou Llibre de Joan Ridao. "Podem ser independents?"

El passat dijous 7 de març el casal Francesc Layret d’ERC del Prat va organitzara l’hotel d’entitats de Gaiter de Llobregat, la presentació del llibre de Joan Ridao, “Podem ser independents?.”
Amb una concurrència de mig centenar de persones Joan Camps va fer la presentació de l’autor del que va destacar la seva capacitat de treball tant en l’àmbit polític com en el literari. Ridao porta escrits una corrua de llibres que fonamentalment tracten l’assaig polític. Aquest darrer a partir de l’aprovació de l’estatut i les seves conseqüències polítiques, especialment amb el punt final de la retallada del Tribunal Constitucional relata la nova situació política que, a criteri de l'autor,  viu Catalunya. Desgrana els principals arguments per la defensa del dret a decidir que a rel de la manifestació del passat 11 de setembre es va convertir en el paradigma dominant de l’acció política catalana i, de retruc, l’espanyola.
Les dificultats d’una consulta i l’empara de la legalitat internacional van ser exposades una darrera de l’altra. Ridao va destacar la supremacia de la legitimitat democràtica davant d’una legalitat que nega el dret a poder expressar la voluntat dels catalans i catalanes de voler fer el seu propi camí. Va explicar la limitació del dret a l’autodeterminació com a marc legal aplicable a la situació de Catalunya i va postular pel principi del dret a decidir avalat per les darreres experiències internacionals ens els casos del Quebec, Escòcia o Kosovo. Va explorar les possibilitats de les diferents vies per fer-ho possible com la llei de consultes per via de referèndum o la llei de consultes no referendàries i va preveure en els dos casos un futur molt improbable a causa de les reiterades manifestacions i accions per part del dos principals partits de l’Estat en contra de qualsevol possibilitat de consulta.
Amb aquest escenari va dibuixar com a possible alternativa una convocatòria d’eleccions parlamentaries de caràcter referendari que en cas de guanyar-la els partits sobiranistes acabés amb una proclamació unilateral d’independència. Per això va  remarcar la necessitat d’una forta presència i acció catalana a l’exterior per trobar aliats internacionals que avalin el procés.
Els oferim algunes de les fotografies de presentació de l'acte.



Empate a cero entre el Prat y el Orihuela

El equipo de Lema no aprovecha las ocasiones de gol de la primera parte y los de vacas perdonan en la segunda.
El Prat empató ayer a cero contra el Orihuela en un partido igualado y excesivamente trabado, en el que las defensas se impusieron en todo momento por encima del juego ofensivo, que prácticamente resultó inexistente por parte de los dos equipos durante los 90 minutos.Los hombres de Agustín Vacas no consiguieron perforar la portería rival, pero mantuvieron su portería a cero , lo que les sitúa en la onceava posición de la clasificación, una menos que la semana pasada,después del empate entre el Ontinyent y el Villarreal.
A nadie puede sorprender el empate a cero presenciado entre el Prat y el Orihuela, los alicantinos peleados con el gol en las últimas salidas y los pratenses que son el equipo menos goleado en casa. Se cumplió la previsión.
La victoria se hacía necesaria para ambos conjuntos, porque el Prat podía garantizar con ella media permanencia, mientras que los oriolanos sabían que un triunfo le daría aire de cara al final de temporada, además de que le podía suponer recortar distancias a un conjunto potablava que se está mostrando muy irregular en este año 2013, e incluso ganarle el gol-average particular.
Los locales comenzaron el encuentro con mucha intensidad,sorprendiendo al Prat con una presión bastante avanzada, y con el ánimo de tomar el control del partido conscientes de la necesidad de sumar los tres puntos, pero se fue diluyendo conforme transcurrían los minutos. Y es que los dos equipos se mostraban bastante defensivos, lo que imposibilitaba que se creasen ocasiones de gol mediante jugadas enlazadas. De hecho, las ocasiones en el primer periodo llegaron casi siempre a balón parado. La más clara para el conjunto de Nino Lema se produjo a los cinco minutos con un cabezazo de Raúl, que se anticipó bien al portero local, pero en última instancia encontró el rechace de un defensor que evitó que se abriera el marcador. En esos momentos, el dominio del partido corría a cargo del Orihuela, que no tuvo ningún problema para defender su portería, aunque tampoco se mostraba capaz de inquietar la portería rival.
Por el Prat Ignacio trenzó una buena acción en diagonal en el minuto 27, al arrancar desde la derecha y hacia el medio. Al acercarse al área su disparo fue rechazado por la línea de centrales desplegada por Lema. A la media hora fue el local Fran Bea el que botó una falta muy escorada desde la izquierda que rozó el larguero. El bagaje ofensivo de los locales concluyó con otro disparo de David López desde fuera del área, sin consecuencias. En esa línea también lo intentó el Orihuela en contadas ocasiones, pero sin llegar a inquietar al guardameta Toni.
La alternancia en las jugadas parecía la nota determinante de los primeros cuarenta y cinco minutos, pero la escasez goleadora de ambas escuadras iba a caracterizar el resto del encuentro.
Tras el descanso, el conjunto de Nino Lema, sabiendo de la importancia que suponía sumar un empate, aseguró todavía más la parte de atrás y supo mantener bien la retaguardia ante un Prat volcado en ataque en el tramo final del partido, pero sin acierto de cara a puerta.
El Orihuela acusó el desgaste físico de su salida inicial, y el Prat pudo tener más tiempo la pelota pero sin acciones de peligro destacables. Los oriolanos buscaban un resultado mejor que otro empate con una falta frontal en rosca que lanzó Pereira en el minuto ocho, pero con escasa fortuna de cara a meta.
Los pratenses respondieron a los tres minutos con otro lanzamiento a pelota parada de Bea, que salió por encima del larguero y en la recta final una jugada de Fernando, que sorteó a la medular del Orihuela para disparar raso fue la acción más determinante de los locales.Vacas encaró los minutos finales con ánimo de amarrar los tres puntos y sacó al punta Cazorla, al que colocó en la vanguardia del ataque para intentar cazar alguna pelota despistada al área en acciones de estrategia.
Al final, ninguno de los dos equipos fue capaz de abrir la lata y marcar el tanto que hubiese decantado el partido hacia uno u otro lado. El empate sin goles se puede considerar justo y mantiene la dinámica del Orihuela en sus encuentro a domicilio, en los que no ha logrado ninguna victoria en el actual año 2013, y del Prat, que es el equipo menos goleado en su campo, a la vez que en este nuevo año tampoco está cosechando buenos resultados. Y es que ambos conjuntos se preocuparon más de defender que de atacar y con el objetivo claro de no dar concesiones al rival y de no sufrir atrás.
Cuando en un partido ninguno de los equipos arriesga lo más mínimo, lo lógico es que termine sin goles, y eso es lo que ayer ocurrió en tierras catalanas.
El encuentro no fue nada vistoso para el espectador, pues el juego estuvo en todo momento muy trabado y poco elaborado. Sin embargo, el que más beneficio sacó fue el Orihuela, que logró arrancar un punto fuera de casa en una jornada a la que acudía con numerosas bajas.
AE Prat: Toni, Sierra, Murillo, Ricarte, Larios, Rubén, Ignacio, Fernando, Matamala (Cruces, min. 74), Fran Bea y David López (Cazorla, min. 87).
Orihuela: Queco, Arca, Carrión, Ochoa, Flequi, Francis Llevarán, Raúl (Vivanco, min 91), Garrido, Fran Cortés (Jonathan Sesma, min. 68), Álex García y Pereira.
Árbitro: Juan Acosta Lorenzo. Sacó tarjetas amarillas a Fernando por parte de los locales y a Ochoa, Francis y Álex García del Orihuela.
Incidencias: 850 espectadores.
Les ofrecemos algunas de las fotografías del partido.