Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

lunes, 24 de septiembre de 2012

Gearbox creará hasta 300 empleos con la adjudicación de una caja de cambios

(EUROPA PRESS) -
   Gearbox del Prat, filial de Seat, podría crear hasta 300 puestos de trabajo si el Grupo Volkswagen le adjudica en los próximos días la fabricación de una nueva caja de cambios, según han explicado a Europa Press fuentes sindicales.
Planta De Seat En Martorell (Barcelona)   Según las mismas fuentes, esta adjudicación aún no está ratificada por el grupo alemán, pero es "inminente" y podría anunciarse en las próximas dos semanas.
   La decisión de la cúpula de Volkswagen, que Seat no ha confirmado, de optar por la planta catalana, donde trabajan unas 1.000 personas, supondría una fabricación de entre 2.000 y 2.500 unidades anuales de la nueva caja de cambios, denominada MQ-250.
   Esto supondría un aumento de la plantilla que podría suponer 300 nuevos empleos cuando se alcance el nivel máximo de producción.
   Gearbox, que tiene una planta en El Prat de Llobregat (Barcelona), fabrica cajas de cambio principalmente para Seat, aunque también trabaja para otras marcas del grupo como Volkswagen, Audi y Skoda.
   Según los sindicatos, esta adjudicación es vital para Gearbox, ya que la caja de cambios que fabrica actualmente, la MQ-200, quedará obsoleta en breve y la falta de nuevas asignaciones comportaría "un problema serio" para la viabilidad de la planta.
   Directivos de Seat liderados por su presidente, James Muir, y de Gearbox hicieron una vista a la planta en julio con el secretario general del comité de empresa europeo del Grupo Volkswagen, Frank Patta, lo que ayudó a fraguar la decisión a favor de la factoría de El Prat, según los sindicatos.

El fotógrafo de El Prat al Día, premiado por El Periódico de Catalunya

Algo de lo que siempre hemos podido presumir, desde el Prat al día, es  de la calidad de nuestros colaboradores, profesionales todos ellos, con muchos años de experiencia en sus diferentes ámbitos que además, colaboran de forma altruista, con esta publicación, con el único objetivo de que en su pueblo exista un medio de comunicación, veraz, objetivo y próximo.
El último ejemplo de ello, ha sido el premio que ha recibido nuestro fotógrafo,Aurelio Mencía, quien ha obtenido el reconocimiento de los lectores de El Periódico de Catalunya, al resultar una de sus fotografías premiada por la citada publicación, siendo además esta decisión de los lectores, quienes la escogieron y premiaron entre cientos como la mejor foto de La Diada.
A la izquierda pueden ver la foto ganadora.

Tal dia com avui...

Tal dia com avui, al 1991, una família es tancà a l’ajuntament del Prat en demanda d’ajuda per adquirir una vivenda. La desesperació del matrimoni va fer que amb els seus dos fills de 5 i 6 anys ocupessin les dependències consistorials reclamant un lloguer assequible.

Funcionarios municipales protestan contra los recortes

Ataviados con la ya tradicional vestimenta negra, funcionarios del Ayuntamiento del Prat,y empleados de las tres empresas públicas que de este dependen, protestaron el pasado viernes, junto a la puerta de la casa consistorial contra los recortes aplicados en la administración pública, por imperativo legal del gobierno central y en especial contra las últimas medidas adoptadas que incrementan el horario de trabajo y suprime la paga extra de navidad para estos trabajadores. Los concentrados hicieron oír su voz contra estos recortes en la calle, despertando comprensión y complicidad en los ciudadanos que ocasionalmente transitaban por la zona, además, llegaron a entrar al vestíbulo del Ayuntamiento, donde de forma pacífica, continuaron con su protesta.
Les ofrecemos las imágenes del acto.

Con la iglesia hemos topado amigo Sheldon

Las recientes declaraciones del Abad de Montserrat, Josep Mª Soler, han puesto de manifiesto la disconformidad de la Iglesia Católica con el proyecto que el grupo Las Vegas Sands pretende levantar en nuestro país.
La gran relevancia mediática de estas declaraciones, debida sin duda a la autoridad moral que el Monasterio de Montserrat ejerce sobre la ciudadanía de Catalunya y concretamente sobre el electorado nacionalista, supone un jarro de agua fría sobre el Gobierno de la Generalitat de Catalunya, que en todo momento se ha manifestado favorable al proyecto, aunque ahora, una vez conocido que Eurovegas no vendrá a Catalunya, diga como la zorra: "No están maduras".
Menos mediática, aunque no menos relevantes, han sido las declaraciones de los obispos de las dos zonas candidatas a albergar el complejo.
El sur de la comunidad de Madrid con el Obispo de Getafe, Monseñor López de Andújar al frente y el Baix Llobregat, con el Obispo de Sant Feliu de Llobregat, Monseñor Agustín Cortés, han manifestado también su disconformidad con el proyecto.
Puede parecer contradictorio que la iglesia se pronuncie en contra de un proyecto que es apoyado por partidos que tradicionalmente son más afines a la religión catolica, no obstante el Obispo de Getafe lo tiene claro e insiste en que no le da miedo que la prensa o los políticos favorables a Eurovegas le hagan el vacío:"Yo no tengo miedo a la soledad porque lo que importa es la verdad, aunque a veces sea molesta y desenmascare cosas ocultas".
La convicción del prelado de que "Los intereses económicos sin ningún escrúpulo pueden arruinar a muchas personas y familias", le han llevado a pronunciarse abiértamente contra el proyecto de Adelson.
Tampoco le cuadra al Abad de Montserrat, que "el precio humano" que comportaría el proyecto se pueda superponer a ningún beneficio económico y por supuesto es contrario a exponernos a "estilos de vida y convivencia que van en contra de valores tradicionales de la sociedad catalana".
Según los religiosos, este proyecto activa "la prostitución, el blanqueo de dinero y otras actividades que se dan cuando corre el dinero sin control, dañando todo ello el bien social y familiar".
Para el Obispo de Sant Feliu, Eurovegas es "un gran reto para nuestra sociedad del presente y del futuro; su magnitud y la profundidad de su impacto, no sólo en la economía, sinó también en la cultura y la manera de vivir de buena parte de la población", pero que "crea una profunda problemática humana",sobre la que se ven obligados a pronunciarse "desde los criterios morales de la iglesia", concluyendo el Obispo con una idea clásica de la ética "el fin no justifica los medios, y ésta es la clave de este asunto".
"Es una fachada muy atractiva, que promete muchos puestos de trabajo, pero cuando entras ves la pobredumbre, con actividades que pueden romper muchas familias, con todo el daño que implican las rupturas para los niños, por ejemplo", remata el Obispo de Getafe, Pablo Ginés.
Y es que la iglesia, en palabras de Josep Mª Soler, tiene claro que "aunque en sus cercanías puede haber establecimientos de cariz estrictamente turísticos, el núcleo característico de este proyecto consiste en un negocio que explota el juego de azar en grandes proporciones, vinculado a menudo con operaciones especulativas y el fomento del dinero fácil. Por el contrario los análisis más lúcidos de la crisis económica actual, están reclamando la promoción de una economía realmente productiva, realizada dentro de los parámetros de la ética, como único camino de superación".
Y es que los religiosos discrepan, no sólo con el contenido moral del proyecto, sinó con el impacto ecológico del mismo;así, el Obispado de Sant Feliu, cree que la ocupación directa de 800 hectáreas, más los espacios que previsiblemente se ocuparían en su alrededor con este tipo de edificios, las infraesctucturas urbanas y los accesos correspondients, producirían "un grave impacto en el equilibrio ecológico y natural de la zona".Entiende que El Baix Llobregat con su parque agrario, las zonas húmedas,los acuíferos, el Delta del Llobregat, tienen un alto valor natural y "si esta iniciativa fuera adelante, se produciría una herida irreparable en este territorio". De la misma opinión es el Abad de Monserrat, quien tampoco es partidario de "perder a costa del dinero fácil, el equilibrio natural y ecológico de la zona".No menos coincidente es el Obispo de Getafe, y es que Don Joaquín, está convencido que "afectará de forma irreversible al territorio en el que se instale".
Los perjuicios morales, sociales, ecológicos, económicos y culturales que a criterio de estos tres religiosos ocasionaría el llamado Eurovegas, ha situado en contra del mismo también a otros miembros de la Iglesia Católica, como la asociación E-Cristians, presidida por Josep Miró, miembro del Consejo Pontificio de Laicos.
Así, a falta de otros pronunciamientos de la Iglesia Católica y de los representantes de la religión judía, a cuyo credo pertenece el señor Adelson y a  quienes hemos solicitado su opinión, sin respuesta hasta el momento, parece que Las Vegas Sands, ha topado de bruces con una muralla moral y que remedando al sabio Alonso Quijano, sólo cabe concluir aquello de "Con la Iglesia hemos topado, amigo Adelson".