Algo más de nuestro pueblo

La ciudad de El Prat de Llobregat se encuentra en la comarca del Baix Llobregat en la provincia de Barcelona, comunidad autónoma de Cataluña, España y forma parte del área metropolitana de Barcelona. En su término municipal se encuentran infraestructuras de gran importancia para Barcelona como el Aeropuerto de Barcelona, y una vez finalizadas las obras del desvío del Río Llobregat una parte de la zona portuaria del puerto de Barcelona. La ciudad se encuentra a orillas del Mar Mediterráneo y su término municipal de una superficie de 32,23 km² linda con los de Barcelona, Hospitalet de Llobregat, Cornellá de Llobregat, San Baudilio de Llobregat y Viladecans. El terreno es prácticamente llano y su altitud máxima (5 metros) se encuentra en la Plaça de la Vila. Las localidades hermanadas con El Prat son Garrovillas de Alconétar (Cáceres), Gibara (Cuba), Kukra Hill (Nicaragua) y el condado de Fingal (Irlanda).Clima El Prat tiene clima mediterráneo, con veranos cálidos e inviernos templados y relativamente húmedos. La temperatura media anual es de 15,6 °C. La de las máximas es de 19,8 °C y la de las mínimas de 11,3 °C. La media de precipitación anual es de 628 litros por metro cuadrado, aunque la cantidad varía notablemente de un año a otro. Las precipitaciones muestran dos mínimos (febrero y julio) y dos máximos (mayo y octubre). En muy pocas ocasiones, ha nevado, y cuando lo ha hecho, ha sido durante un período pequeño. La última vez que nevó fue el día 8 de marzo de 2010, haciéndolo durante todo el día, siendo la mayor nevada en 25 años. En el periodo 1971-2001 los datos meteorológicos más relevantes registrados en el aeropuerto fueron: Temperaturas: La temperatura más baja registrada fue de -7,2ºC. El mes más frío es enero, con una media de 8,9ºC. El mes más cálido es julio, con una media de 23ºC. La temperatura más alta registrada fue de 34,2ºC. Precipitación: El mes menos lluvioso es julio, con una media de 20 l/m². El mes más lluvioso es octubre, con una media de 91 l/m². La máxima precipitación recogida en 24 horas fue de 174 l/m². El Prat es el único municipio creado cuyo territorio se encuentra íntegramente en el delta del Llobregat. Las tierras de El Prat comienzan a ser habitadas hacia el siglo X, mucho antes de la creación del núcleo urbano. A finales del siglo XVII El Prat todavía no formaba poblado pero poseía una vida legal independiente con un consejo y unas ordenaciones municipales desde 1689. El siglo XVII es el del nacimiento de El Prat urbano. Así, entre 1720 y 1740 comienzan a construirse las primeras casas alrededor de los edificios de la plaza, hecho motivado por la autorización concedida a Bernat Gual, un granjero, para abrir una carnicería próxima a un cruce de caminos (lo que hoy es la Plaça de la Vila). Posteriormente, se concedía el derecho papal para tener una parroquia propia, y más tarde crecían a los alrededores el hostal (que hacía las funciones de taberna y panadería, aparte de las que su nombre indica). La apertura de la carnicería, su buena situación, la construcción de la parroquia y la del hostal, favorecieron que varios artesanos se instalaran en el lugar. A lo largo del siglo las casas se agruparán en dos hileras que se extenderán paralelamente hacia el norte resiguiendo los dos lados de uno de los caminos. Así se formará la primera calle del pueblo, la única que habrá durante mucho tiempo: la calle Major. Poco después el pequeño núcleo se ve favorecido por la barca que el mismo Bernat Gual pone en servicio para pasar el río, ya que para ir a comerciar a Barcelona se requería remontar el río (que en aquel tiempo transcurría justo al este de la hilera de casas) hasta el primer puente, en Martorell, a 23 km de allí, lo que suponía un viaje de un día sólo para ir. Con la barca, el trayecto quedó reducido a ocho kilómetros, cosa que hizo que muchos más campesinos se interesaran en instalarse en El Prat. Al empezar el siglo XIX, la economía de la población está basada todavía en una agricultura tradicional, fundamentada en el trabajo familiar y en la contratación temporal de jornaleros en los momentos de más trabajo. A lo largo del siglo, el crecimiento de la actividad agrícola, juntamente con el incremento demográfico, provocará un aumento del número de jornaleros. Éstos, junto a los artesanos, serán los artífices del crecimiento del núcleo urbano. La construcción del puente de Ferran Puig para cruzar el río (1873), la llegada del ferrocarril (1881) y el descubrimiento del agua artesiana (1893) abrieron perspectivas de desarrollo a la población que se materializarán en el siglo XX. El Prat afronta la entrada del nuevo siglo con un hecho fundamental en el campo: la consolidación de los cultivos de regadío, que han conseguido desbancar totalmente a los cereales de secano. Casi todas las tierras han sido adaptadas a los nuevos productos, mucho más rentables, y eso ha repercutido en la mejora de la situación general de la población agrícola y jornalera. El Prat vive unos años de expansión gracias a la comercialización de los excedentes agrícolas, y gozan de especial reconocimiento por su calidad la alcachofa, la lechuga y el melón. La ruptura con las formas de vida tradicionales vendrá provocada, básicamente, por la llegada de la industria y la instalación de la aviación. El paso de mano de obra del campo a la fábrica, la llegada masiva de trabajadores de otros lugares y la consolidación de la semanada en substitución del inseguro jornal, contribuirán a alterar profundamente la configuración social y cultural de El Prat. En 1917, con la instalación de la Papelera Española, en 1923 con los tres aeródromos en funcionamiento (eran los campos de la Aeronáutica Naval, el de Josep Canudas y el de la compañía francesa Latecoère) y en 1926 con la puesta en funcionamiento de La Seda, serán años clave en el proceso de transición de la sociedad agraria a la industrial. La consolidación del proceso industrializador comportará la llegada masiva de nuevos pobladores que se encontrarán con una ciudad que no está preparada para acoger este flujo demográfico. El Prat de 1950 tenía 10.038 habitantes y 25 años más tarde, en 1975, la población total era de 51.058 personas. Los principales déficit se sitúan en la falta de viviendas y de plazas escolares pero también se hacen evidentes en los servicios, especialmente en el agua y en el alcantarillado. A lo largo de los años setenta del siglo XX El Prat vivió un importante crecimiento, no siempre equilibrado, para adaptarse a la nueva realidad social. En los años ochenta el crecimiento urbano continuó y se ampliaron los polígonos industriales con la llegada de nuevas empresas. Las preocupaciones urbanísticas van dirigidas a conseguir una mejora en los equipamientos, especialmente en los barrios más densificados y con más carencias, en un intento de racionalizar el urbanismo incontrolado de las décadas anteriores y equilibrar el crecimiento. [editar] Símbolos El escudo del Prat de Llobregat se define por el siguiente blasón: Escudo losanjado: de azur, un grindel de argén ornamentado de oro y un cogollo de oro con el diente en la cabeza y mirando hacia dentro pasadas en sautor. Por timbre una corona mural de pueblo. Fue aprobado el 29 de marzo de 2001 y publicado en el DOGC el 23 de abril del mismo año con el número de documento 3373. Su Fiesta Mayor se celebra el último fin de semana de septiembre de cada año, coincidiendo con las Fiestas de la Merce en Barcelona, aunque es una coincidencia puramente temporal puesto que la Fiesta Mayor de El Prat se debe a San Cosme y San Damián. También son patrones de la localidad San Pedro y San Pablo. La segunda semana de diciembre se celebra la feria avícola de la raza Prat dedicada principalmente a una raza de pollo autóctona del municipio: el pollo de raza Prat, también conocido como Pota Blava. En el término municipal se encuentran algunos edificios de cierto interés histórico y arquitectónico: La telegrafía, obra del arquitecto Josep Puig i Cadafalch en 1911 es la única estación telegráfica de la Marconi Wireless Telegraph Company que se conserva en territorio español. Se ha reformado recientemente y en la actualidad se encuentra en terreno del Aeropuerto de Barcelona y el acceso está controlado por AENA. La Granja la Ricarda es un edificio del Modernismo catalán construido en 1907. Aunque su autoría no está clara, algunos la atribuyen al arquitecto militar Francisco Bastos. Fue una de las granjas más modernas de su época, dedicada a la producción de leche. Fue demolida por la ampliación del aeropuerto y se ha reconstruido pieza por pieza en el Prat de Llobregat, en camí de Cal Silet. El mural de cerámica de la terminal B del aeropuerto, obra de Joan Miró, 1970. La casa consistorial en la Plaça de la Vila, edificio neogótico del año 1905 La Torre Balcells que actualmente alberga una de las 3 bandas de música municipales y el centro de interpretación del delta del Río Llobregat El edificio del Colegio de la Seda, antigua biblioteca y posteriormente colegio de la fábrica de La Seda de Barcelona El cuartel de Carabineros y la casa Semàfor, recientemente reformados se puede visitar y entrar dentro por una pasarela construida en su interior, en un lugar de gran belleza. El Artesà, antiguo teatro levantado por los campesinos y ciudadanos de la villa en la primera década del siglo XX. Ahora convertido en bar con terraza.

martes, 3 de abril de 2012

Artur Mas asegura que Cataluña aún puede acoger Eurovegas

El optimismo del presidente se basa en que “Barcelona está turísticamente por encima de Madrid

Según su alcalde, Alcorcón tiene todas las papeletas” de albergar el complejo de juego y negocios

Terrenos entre El Prat, Gavà y Viladecans donde la Generalitat pretende que se construyan los macrocasinos de Eurovegas. 

Que no cunda el derrotismo. Nada está perdido. El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha cambiado este lunes el registro utilizado por el consejero de Territorio sobre las posibilidades de que el macrocomplejo de juego y ocio Eurovegas se instale en Cataluña. Donde Lluís Recoder veía problemas y muy pocas posibilidades de éxito, Mas ha dicho ver “más posibilidades que antes”.
El optimismo del presidente se sustenta, según ha dicho, en que “Barcelona está turísticamente por encima de Madrid en cuanto a atractivo”. Con todo, aseguró ser consciente de que Madrid lleva muchos meses trabajando en el proyecto, mientras que Barcelona no se sumó a la carrera hasta que Convergència i Unió (CiU) orilló del poder a la izquierda. “Madrid partió por delante de nosotros y en los últimos meses la carrera se ha ido equilibrando”.
El pulso que Madrid y Barcelona han mantenido este fin de semana en Las Vegas para albergar el complejo se inclinó la noche del domingo al lunes s más del lado del Ejecutivo de Esperanza Aguirre
Frente a la creciente oposición que se levanta en Cataluña hacia un proyecto que rompe con el modelo turístico vigente, Mas ha apelado a la necesidad de atraer inversiones. “Vale la pena luchar por esta macroinversión sabiendo que no lo tenemos fácil, pero vale la pena estar”, ha asegurado. Mientras Mas hacía este lunes por la mañana este llamamiento al optimismo, el consejero Recoder hacía todo lo contrario. En su opinión, el proyecto “es insalvable si la empresa no entiende que tiene que adaptar su proyecto al entorno del aeropuerto de Barcelona y del delta del Llobregat”.
Aunque la Generalitat tiene serias dudas de que el proyecto pueda llegar a buen puerto, el presidente no quiere que nadie pueda decir que un eventual fracaso es culpa de su Gobierno. Por ello ha insistido en destacar que de lo que se trata es de buscar inversión. El impulsor del proyecto y magnate de los casinos Sheldon Adelson, sin embargo, no le ha respondido con un mensaje esperanzador. En declaraciones a Catalunya Ràdio tras la reunión que el domingo mantuvo en Las Vegas con representantes de la Delegación del Gobierno de Madrid, Adelson reconoció que la limitación de altura del proyecto en Barcelona —los edificios del complejo deberían cumplir una altura máxima por su proximidad al aeropuerto de El Prat— “es un problema” para acoger el macrocasino.
Si todavía quedaban dudas, el pulso que Madrid y Barcelona han mantenido este fin de semana en Las Vegas para albergar el complejo se inclinó la noche del domingo al lunes varios grados más del lado del Ejecutivo de Esperanza Aguirre, el favorito del magnate Sheldon Adelson. Percival Manglano, consejero de Economía y Hacienda y enviado especial de la Comunidad, dijo al magnate de los casinos lo que este quería escuchar. Por ejemplo que Madrid, al revés que Barcelona, no pondrá techo a los rascacielos infinitos que el multimillonario de 78 años tiene en mente para su desembarco en el continente con Eurovegas.
“Por nuestra parte hay una total disposición a que la altura de los edificios que Las Vegas Sands Corporation plantea se pueda llevar a cabo”, hizo público Manglano tras exponer durante dos horas las virtudes de su proyecto. Los argumentos del consejero se fundamentan en la modificación de la Ley del Suelo que el Gobierno regional acometió en 2007. En concreto, en el artículo 39.8, que limita la altura de los edificios de nueva construcción “a tres plantas más ático”. Con una excepción: “Los Ayuntamientos podrán autorizar la construcción de edificios singulares con una altura superior a la indicada cuando concurran circunstancias especiales debidamente apreciadas y motivadas”. Este as en la manga legislativo permitiría desarrollar los casinos y hoteles top que tanto gustan a Adelson. Manglano también hizo hincapié en las posibilidades de negocio que ofrece Madrid por “las medidas económicas liberales” que lleva años implantando el Gobierno de Aguirre.
La guinda de la candidatura madrileña fue la posibilidad de poder elegir entre los terrenos de Valdecarros y los de Alcorcón —hasta 1.000 hectáreas— frente a la opción única de la candidatura de Barcelona. A priori, a Adelson le atrae la segunda, para regocijo del alcalde del municipio. Alcorcón “tiene todas las papeletas para la implantación de este proyecto, no solo por su situación estratégica, sino también por sus comunicaciones y por ser un municipio puente entre grandes núcleos de población”, afirmó su concejal, David Pérez (PP). Y porque, al revés que Barcelona, su modelo es viable porque la altura del complejo no está condicionada por la proximidad del aeropuerto de Barajas.

Eurovegas en cifras

El magnate de los casinos Sheldon Adelson pretende edificar un complejo con 12 resorts que totalizarán 36.000 habitaciones. El proyecto global supondría una inversión de 18.800 millones.
Aunque la Generalitat asegura que la zona destinada al juego no alcanzará el 5% del proyecto, la empresa Vegas Sands pretende edificar seis casinos en los que habrá 1.065 mesas de juego y 18.000 máquinas de juego.
Además de los hoteles y los casinos, la promotora ha prometido construir nueve teatros, tres campos de golf y una sala de espectáculos con 15.000 butacas.
El plazo de ejecución del proyecto acabaría en 2020. Se construirían los resorts a razón de cuatro cada dos años.

La cosa está que arde

Manuel Dobaño
Acabo de regresar de mi habitual colaboración en la emisora de radio de la ciudad en la que vivo y los tres tertulianos que participamos en el debate llegamos a la conclusión de que la cosa de la economía sigue igual de malita que de costumbre. Los dos ex-bancarios que me acompañan en el estudio radiofónico se extienden en detalles más propios de su antigua vinculación con el maldito parné, mientras que un servidor se va un poco por los cerros de Úbeda y, una vez más, recuerda aquello de que los políticos siguen estando a las órdenes del poder financiero. Dicho en otras palabras, Merkel y Sharkosy, el Dúo Dinámico, son los aventajados valedores del BCE y del FMI y demás contubernios que nos gobiernan y que manejan el alpiste (euro) a discreción.
Y mientras tanto, en esta mi querida España, España nuestra, que cantaba la desaparecida, Cecilia, el Gobierno ha optado por dar el gran tijeretazo a los presupuestos, con unos recortes del orden de los 27.000 millones de euros. ¿Alguien ha visto alguna vez tanto dinero junto? Lo de la amnistía fiscal al dinero negro, ha soliviantado especialmente a mis compañeros de tertulia y lo han calificado de vergüenza nacional. A mí me tocó comentar que, si bien tiene razón el socialista, Alfredo P. Rubalcaba, cuando habla de las mentiras de Rajoy, sin embargo éste se olvida de las muchas pergeñadas por su correligionario ZP(inocho). Habrá más desigualdad y más desempleo, vaticina el líder de la oposición y también la gente de la calle, que tendrá que apechugar con la pobreza creciente del ciudadano, al que le acaban de subir la luz, el gas y los carburantes, que se están poniendo por las nubes. Y para acabar de meternos aún más miedo en el cuerpo, nos advierten que estamos en una situación límite. Nada más nos falta que nos pongan por delante la música y la cñelebre imagen de la ducha de la película Psicosis del tremendo Alfred Hitchcock.  
Observo que, en estas vísperas de Semana Santa de 2012, los populares ya han empezado a pagar por adelantado la penitencia de un acelerado desgaste político, como se puede deducir fácilmente del resultado de las últimas elecciones andaluzas; pero lo que más preocupa ahora mismo al personal de a pie es que, si no hay consumo, ¿cómo puede haber recuperación económica? Cada vez son más los que piensan que lo que le hace falta a este país es una regeneración democrática en profundidad. Por ejemplo, ya está resultando un tanto cansino ver siempre las mismas caras jurásicas de unos líderes sindicales, que se han convertido en prisioneros de unos subsidios que les ha permitido medrar en el poder.
Pero no todo son malas noticias. El polémico megaproyecto yanqui de Eurovegas, parece que se encamina hacia tierras de la meseta madrileña. De esta manera, las Supremas de Mósteles y compañía, tendrán vía libre para desparramar su arte cañí en las salas de los casinos que se proyectan plantar en los aledaños de la Villa y Corte. Me imagino que también le buscarán su sitio al vallecano, Ramoncín, el ex-Rey del Pollo Frito. Todos los pronósticos apuntan a que, finalmente, el Eurovegas irá a parar a tierras de la comunidad madrileña, en unos terrenos situados entre Valdecarros y Alcorcón. Allá, ancha es Castilla, no se exige ninguna limitación de espacio y se podrá trazar una amplia avenida y alzar los rascacielos que hagan falta; un tipo de urbanismo que, aquí, en tierras del delta del Llobregat, sería incompatible con nuestros emblemáticos corriols camanegres (píllaras das dunas, en gallego y chorlitejo patinegro en castellano).               
El certamen anual Miss Vaca Bruna dels Pirineus, es otra noticia optimista que nos ha deparado la actualidad informativa de estos primeros días de abril. Se trata de una loable iniciativa encaminada a seleccionar los ejemplares genéticamente más perfectos para preservar una descendencia de calidad. Como no podía ser menos, me consta que en mi tierra gallega también se celebra algún que otro certamen de este tipo.
Y para justificar el incendiario titular de esta crónica de primavera, no desearía pasar por alto, en primer lugar, el lamentable espectáculo de los destrozos habidos en Barcelona durante la jornada de la huelga general del pasado 29-M. Los vándalos de siempre la han vuelto a liar y, a partir de ahora, se deberán de enfrentar a un castigo equiparable a la kale borroka (violencia callejera). En segundo lugar, lo del incendio -al parecer, intencionado-, de las Fragas do Eume, en A Coruña, me ha sacado de quicio. Se trata de la única reserva biológica de bosque atlántico que queda en Europa. De sus 9.125 hectáreas de superficie, se han quemado 750. Lo dicho, la cosa está que arde.